Tabaco

Los dos tienen la misma (poco recomendable) costumbre de dormir con el teléfono debajo de la almohada. Ella, porque tiene sueño pesado y sino, no escucha la alarma. Él, porque tiene el parlante del celular roto, así que necesita tenerlo lo más cerca posible para percibir su precario zumbido.
Siente algo vibrando cerca de la oreja y tantea hasta dar con el teléfono que molesta. Presiona cualquier tecla para acallarlo, y se da cuenta de que no es el suyo. La luz de la pantalla le molesta, pero consigue leer un nuevo mensaje de: Mini y el bichito de la curiosidad se le mete dentro. O de los celos, según quién lo mire.
Duda. Va a saber que lo leí, y me va a putear por la eternidad. Ni siquiera debería importarme. Igual, su teléfono tiene lo de marcar como no leído, ¿no? Al final, aprieta Ok. Una nueva pantalla aparece.
perdon, es q me habia ilusionado, pense q ibamos a poder estar bien d una vez y me viniste cn eso y tampoco soy de piedra. te quiero boluda. te quiero en serio. no me voy a meter mas. perdoname.
¿Y ahora? Sin darse cuenta, aumenta la fuerza en el brazo con que le rodea la cintura, y ella suelta un quejido, sin despertarse. Afloja la presión, y busca la opción de marcar como no leído. Ahí está. Va a volver a dormirse cuando se le ocurre algo.
Copia lo más rápido que puede el número de Mini de un teléfono al otro. Lo agenda con cualquier nombre, y guarda los dos teléfonos.
Da vueltas un rato, intenta dormirse. El olor dulce de su shampoo le bloquea los sentidos. Al final, se aparta con cuidado, procurando que el precario equilibro de ella en el borde del colchón no se vea alterado. Busca el atado sin prender la luz, algo de ropa en el desorden que tiene el suelo.
Sale al patio, para no despertarla. Respira hondo, enciende un cigarrillo, saborea el tabaco despacio. En voz baja, ensaya las palabras para cuando se decida a llamarla.  

8 comentarios:

J. dijo...

Que buen relato !

Rocio Belén dijo...

wow me encantoo! la facilidad que tenes para describir las cosas mas simples con tanto detalle! :D
es genial!
besos!

Atenea dijo...

Me encantó, es genial!
Un beso.

Gringewald Mudora dijo...

La verdad esta bastante bueno, aunque me gusto mas el anterior...xD
Tenes q sacar ya "precario murmullo". Suena tan Lugones o me mata de risa. Podrías poner su zumbido (aunque es una palabra horrenda) o vibración, directamente. O "su débil susurro" si querés que el celular susurre algo.
Nos vemos! te tengo q corregir tus otros textos!

Young Desire dijo...

Me encantó, pero me temo que no voy a poder seguir leyendo. Tengo un problema muy serio con el cigarrillo. Ver a alguien fumando adelante mío, en una película, hablar de que alguien fuma, ver fotos de humo de cigarrillo, y hasta leer sobre alguien que fuma, me da unas serias nauseas
Lo lamento, pero es casi una obsesión y no puedo con ello.

Ser forra, no está mal. dijo...

No sé si es algo real o qué. Pero me gustó.

Paula y punto. dijo...

Creo que es la primera vez que lo comento, pero lo leo siempre y me gusta bastante. Como todo lo que escribís, me envicia.

Y todos tus personajes deben tener los pulmones a la miseria.

VerborragicamenteHablando dijo...

Me habia colgado con este relato pero lo tengo que retomar desde atras, está espectacular, parece que yo me manejo bien con las giladas pero vos excelente con la escritura en serio, saludos y mucha bizarreada, da gusto leer asi(y eso que nado medio exquisita por que Hesse me está quemando la bocha)